MILAN FASHION WEEK: UN VIAJE LLAMADO MODA

Con un nuevo lunes llega la culminación de la semana de la moda más importante de Italia; el Milan Fashion Week en su versión Otoño/Invierno 2018 puso en los ojos del mundo lo que el stile italiano traía para los días más fríos del presente año. Con estas propuestas llega también una oportunidad para que las marcas de lujo muestren su mejor cara y escriban una historia a partir de la conceptualización de sus ideas plasmadas en un único desfile. Para esta ocasión, muchas de estas marcas decidieron darle rienda suelta su creatividad, al punto de confundir a más de uno si la locación seguía siendo la ciudad italiana, o si se trataba de un mundo paralelo.

 

Alessandro Michele desató lo que parecía ser un elaborado relato de su inconsciente o incluso una venia a pintores surrealistas como Giorgio de Chirico. Su más reciente pasarela para Gucci fue titulada “Cyborg”, en alusión al ensayo de Donna Haraway de 1984 “A Cyborg Manifesto”. La colección proponía desde su historia una yuxtaposición de imágenes: modelos con ojos en sus frentes, cabezas de sus clones decapitados, camaleones y hasta un bebé dragón. Una cama de cirugía sirvió como pieza central y un símbolo de cómo la vocación de Michele a menudo lo llama a ser un “cirujano” y se acerca a la moda de una manera “científica”. Muchas de las piezas hacían alusión a diferentes culturas del mundo, mientras la ambientación del desfile nos transportaba definitivamente a un mundo imaginario y un tanto sádico.

 

 

La moda también adquirió un tono fantasioso y enigmático en Moschino, donde las modelos vestidas con versiones clon de Jackie O salían a caminar la pasarela cambiando el color de su piel, ¿un fallo en la clonación? ¿una intervención extraterrestre? Quizá simplemente la desbordada imaginación de Jeremy Scott haciendo de las suyas: El director creativo basó su colección en la teoría de la conspiración que JFK le dijo a Marilyn Monroe que los extraterrestres eran reales, infundido con su propia teoría de que Jackie Kennedy era una alienígena.

 

Vivetta Ponti del sello Vivetta también le dio total libertad a su imaginación con su colección “My First Forty Years” un aparente tributo a la época de los 80s. Las impresiones surrealistas de corazones, burbujas y caras eran todos símbolos de este mundo de fantasía por el que se conoce a Ponti. Miuccia Prada, por su lado, también aprovecho sus propias piezas para tele-transportarnos a otra época, esta vez, el viaje fue hacia el futuro donde chaquetas, abrigos y otros tenían impregnadas pequeñas herramientas tecnológicas y colores adelantados al 2018.

 

.¿Qué traerá el invierno? ¿A qué mundo imaginario nos transportaremos? Lo único seguro será esperar el próximo avión y dejarnos conquistar una vez más por la moda y su poder.